CARLES RIART, mueblista.

La trayectoria de Carles Riart desde sus comienzos hasta hoy. En la que se destacan sus diseños para Mobles 114, sus exposiciones, y su participación en Barcelona’92.

Carles Riart funda la tienda GRIS, situada en la calle Muntaner de Barcelona, en el año 1969, junto a Bigas Luna. Gris se dedica al interiorismo y al diseño en una época en la que la palabra “diseño” aún no es común a la mayoría de la sociedad. Gris (1969), Vinçon (1941/1973)*, BD (1972) o Mobles 114 (1973) serían los actores que promovieron el diseño en los años 70 en Barcelona.

En el año 1976, Riart inaugura su primera exposición de muebles de autor, bajo el título de 1ª Colección de muebles especiales de Carlos Riart en la tienda de Mobles 114.

En su obra, la poesía, las ideas, la magia o los conceptos se mezclan. En ocasiones con la función, en otras con formas estéticas sin que necesariamente tengan que tener una función específica. Un sofá con un agujero en su interior en el que poner la mano, un separador de espacios de uso ambiguo, un mueble sin ninguna función específica… Objetos escultóricos, vidrios o espejos como acumuladores de energía psíquica, muebles inútiles o artefactos insólitos. Es el usuario quien completa la función. El objeto tendrá sentido o adquirirá su función cuando éste lo incorpore a su casa. Algunas de las propuestas son las que Riart muestra en esta primera exposición.

Carles Riart llevó a cabo dos exposiciones más de muebles de autor a lo largo de su trayectoria. Las tres exposiciones mostraban muebles u objetos que diseñaba sin que nadie lo hubiera encargado. Se puede decir, sin asomo de duda, que estos muebles, objetos o artefactos son diseños creados con total libertad, sin premisas ni condiciones de ningún tipo.

La segunda exposición Útils se celebró en la Sala Vinçon en 1992.

La tercera exposición, con el título Objectes perduts se presentó en la Galería Adelantado de Valencia en el año 1996.

La obra de Carles Riart tiene una personalidad propia indiscutible. Sus muebles y objetos transmiten a través de su lenguaje poético una modernidad radical. Prescinde de modas o tendencias. A la vez, se anticipa a tendencias futuras sin ninguna voluntad de ser propuesto, ni de formar parte de ningún movimiento. Es remarcable, eso sí, que se anticipara en algunos aspectos al movimiento Memphis fundado por Sottsass en los años 80.

Pero Riart es fundamentalmente mueblista. Es decir, alguien que no sólo piensa y crea un mueble, sino que lo trabaja hasta el final. Interviene incluso en cómo se fabricará. Un ejemplo claro es el perchero Ona, diseñado junto a Montse Padrós.

Riart y Barcelona’92

Precisamente por esta manera tan personal de trabajar, en la que se reúnen el oficio, la poesía, la magia y el arte, se puede comprender que Riart sea el autor de la idea del encendido de pebetero en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92.

Riart participó en las propuestas que el COOB (Comité Olímpico Organizador de Barcelona 92) encargó a diferentes diseñadores para crear el escenario y el pebetero del Estadio Olímpico. Su propuesta no fue la escogida, pero sí que, a pesar de las reticencias iniciales del COI, la idea de un arquero y una flecha con fuego encendiera el pebetero fue la finalmente aceptada. Formó parte de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92. Unos segundos mágicos y emocionantes que maravillaron al mundo.

*Vinçon se funda en 1941; regentada por la familia Amat a partir de 1957, y renovada por Fernando Amat en 1967. La Sala Vinçon se inauguró en 1973.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(Spamcheck Enabled)