Utilizamos cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y su uso de nuestra web. En caso de continuar navegando por esta web entenderemos que acepta el uso de estos dispositivos. Más información: Política de Cookies

Aceptar

Catalana 1942

Durante su etapa chilena, Germán Rodríguez Arias conoció a Pablo Neruda, con quien mantendría una larga amistad. El poeta le encargaría la construcción de las diversas casas que edificó a lo largo de sus estancias en Chile. Rodríguez Arias proyectó, entre otras, la casa La Chascona y la ampliación de Isla Negra, dos de las viviendas del poeta. La butaca Catalana formó parte del mobiliario que el arquitecto y diseñador proyectó para Isla Negra. La fabricó con madera autóctona de Chile y enea, inspirándose en las butacas tradicionales catalanas.

Mobles 114 ha reeditado la butaca Catalana con madera de roble y asiento tejido de fibra natural de manufactura artesanal, respetando lo más escrupulosamente posible el diseño de Germán Rodríguez Arias. Una silla de naturaleza marcadamente mediterránea que destaca por sus seis patas, su alto respaldo y una inclinación reforzada por las patas posteriores, factores que le confieren un carácter actual y moderno.

Germán Rodríguez Arias

Germán Rodríguez Arias (Barcelona, 1902 - 1987).

Arquitecto y diseñador catalán, introductor, con Josep Lluís Sert, Josep Torres Clavé, Sixt Illescas y Ricardo de Churruca, entre otros, del racionalismo arquitectónico en Cataluña y socio fundador del GATCPAC.
Los edificios que proyectó en la ciudad de Barcelona forman parte del patrimonio de la arquitectura racionalista universal.

En su exilio en México y posteriormente en Chile centró su actividad en el diseño de interiores y de mobiliario. En Chile forjó una estrecha relación con el poeta Pablo Neruda, que le llevó a proyectar sus sucesivas viviendas a lo largo de su vida. También en Chile, funda, junto con Cristián Aguadé y Claudi Tarragó, la empresa Muebles Sur, que se convertirá en una de las fábricas de muebles más importantes del país.
En 1957 regresa a su país natal y se instala en Ibiza, donde se reencuentra con Sert, Prats e Illescas. En Ibiza compaginará el cargo de arquitecto municipal con la actividad privada, proyectando principalmente hoteles y viviendas, entre las que destaca la suya, en Portinatx.

CLASSICS