Utilizamos cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y su uso de nuestra web. En caso de continuar navegando por esta web entenderemos que acepta el uso de estos dispositivos. Más información: Política de Cookies

Aceptar

Tong 1964

La pinza para hielo que reeditamos este año 2018 es una versión actualizada de la que diseñó André Ricard en 1964.

Ricard nos propone una ligera modificación en el ancho de la pinza y la utilización de nuevos materiales plásticos que permiten una mejora en el uso. La pinza es un clásico del diseño hecho en Barcelona en los años 60 y forma parte de la Colección de Classic de Mobles 114.

Fiel a la simplicidad y al funcionalismo, André Ricard diseñó una pinza para cubitos de hielo en una época en la que el plástico era un material relativamente nuevo. Para el diseñador fue una oportunidad para plantear de nuevo un producto que había sido fabricado siempre de la misma manera. Las pinzas eran en su mayoría de acero o madera y la función se ejercia por el movimiento a partir de un eje, o del retorno a partir de un efecto muelle.

El diseño de Ricard resuelve la función de la pinza a partir de la propia forma. Aprovecha la combinación de la palanca y la propia flexibilidad del plástico con una solución magistral. 

André Ricard

André Ricard. Barcelona 1929.

Pionero del diseño industrial español, André Ricard ha sido presidente de la asociación ADI-FAD, presidente fundador de la ADP y profesor en el Art Centre Europe (Suiza).

Autor de prestigio internacional, ha diseñado envases, utensilios domésticos, aparatos de iluminación, electrodomésticos y piezas de mobiliario que han sido asimilados como parte del paisaje doméstico cotidiano. Entre sus obras más conocidas destacan el diseño del cenicero Copenhagen, editado por Mobles 114, o la Antorcha Olímpica para los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92.

Aplicando el método del análisis lógico consigue “la integración armoniosa de la forma más bella y de las exigencias de la función” en un estilo de diseño clásico por lo perdurable y que no deja de ser actual.

André Ricard ha sido reconocido con el Premio Nacional de Diseño, la Creu de Sant Jordi de la Generalitat de Catalunya, la Orden Olímpica del Comité Olímpico Internacional y la Medalla de Oro al Mérito Artístico de la Ciudad de Barcelona. Asimismo, es Chevalier des Arts et des Lettres y Chevalier de la Légion d’ Honneur de Francia.

CLASSICS